Leído

DERRIBANDO EL PEDESTAL

Reclamando justicia, el cardenal Marx agitó desde Alemania al Vaticano

Sab, 05/06/2021 - 9:48am
Enviado en:
Por Urgente24

El cardenal de Munich y Freising, Reinhard Marx, presentó su renuncia a la Iglesia Católica Apostólica Romana. No ha cometido ninguna falta que ameritara esa decisión sino que decidió hacerlo como protesta ante lo que considera una falta de decisión institucional ante los escándalos de acoso y pedofilia: "La Iglesia se ha paralizado", denunció quien fue uno de los colaboradores más activos de Jorge Bergoglio, hoy el pontífice Francisco.

Jorge Bergoglio y Reinhard Marx
bergoglio-marx.jpg
Jorge Bergoglio y Reinhard Marx.
Contenido

“Siento que al permanecer en silencio, descuidar la acción y concentrarme demasiado en la reputación de la Iglesia, me he hecho personalmente culpable y responsable”, escribió el cardenal Reinhard Marx al Papa.

Durante meses, Marx dijo que había pensado repetidamente en renunciar a su cargo.

"Me gustaría dejarlo en claro: estoy dispuesto a asumir la responsabilidad personal, no sólo por mis propios errores, sino por la iglesia como institución, que he ayudado a formar durante décadas", dijo. 

"En esencia, para mí se trata de compartir la responsabilidad por la catástrofe del abuso sexual por parte de funcionarios de la iglesia en las últimas décadas", agregó Marx, explicando las razones de la decisión de renunciar.

Marx dijo que las investigaciones y los informes de los últimos 10 años le mostraron que no solo había habido "muchos fallos personales y errores administrativos", sino "también fallos institucionales y sistémicos" dentro de la Iglesia Católica.

Discusiones recientes han demostrado "que algunos en la Iglesia no quieren reconocer este elemento de corresponsabilidad y, por lo tanto, también complicidad de la institución y, por lo tanto, se oponen a cualquier reforma y diálogo de renovación en relación con la crisis de abuso", escribió en un carta al Papa fechada el 21 de mayo y publicada el viernes por su arquidiócesis en Munich.

La oferta de Marx fue inusualmente pública y autorreflexiva, dada la manera opaca en la que los prelados católicos suelen dimitir.

El 13/04/2013 fue nombrado miembro de un Consejo de Cardenales Consejeros, un grupo establecido por Francisco, 1 mes después de su elección, para asesorarlo y estudiar un plan de revisión de la Constitución Apostólica sobre la Curia Romana.

El 15/10&2020, el Papa renovó el mandato de Marx en el Consejo de Cardenales Consejeros.

El Vaticano no ha dicho si el Papa aceptará la renuncia de Marx como arzobispo de Munich y Freising. El Papa le ha pedido que permanezca en el trabajo hasta que se tome una decisión, dijo Marx en una declaración separada.

Domenico Agasso escribió desde Ciudad del Vaticano:

"(...) Marx es uno de los exponentes más conocidos de las Cámaras Sagradas Alemanas, de las que estuvo al frente como presidente de la Conferencia Episcopal hasta 2020.

Pidió al Pontífice ser relevado del cargo de arzobispo de Munich y Freising, que ocupa desde 2007, designado por el Papa Benedicto XVI. La solicitud se encuentra en una carta fechada el 21 de mayo.

Según ha dado a conocer la arquidiócesis, el cardenal, que cumplirá 68 años en septiembre, pidió al obispo de Roma que "acepte su renuncia" y "decida" su futuro. En la carta sostiene que la Iglesia católica ha llegado a "un callejón sin salida" y que su renuncia al cargo podría servir como una señal para dar un nuevo comienzo, un nuevo impulso.

Con su paso atrás, Marx quiere "mostrar que no es la tarea lo que está en primer plano, sino la misión evangélica", subraya. Y dice que está "dispuesto a asumir la responsabilidad personal no sólo por mis errores, sino por los de la institución de la Iglesia que he ayudado a moldear y formar a lo largo de las décadas". 

El centro, el corazón de la cuestión, está asumiendo la corresponsabilidad por la catástrofe de abusos sexuales cometidos por líderes de la Iglesia en las últimas décadas, escribe el cardenal en la nota. Las investigaciones del pasado han mostrado "muchos fracasos personales y errores administrativos, pero también fracasos institucionales o sistémicos".

Vatican News recuerda que "el propio cardenal, en los últimos meses, se había dirigido a la oficina de Westpfahl Spilker Wastl -la misma firma encargada de la primera investigación de casos de pedofilia en la Arquidiócesis de Colonia- para elaborar un informe sobre abusos en el Iglesia de Munich y Freising, asegurando que no querría intervenir para influir en los resultados finales". 

El año pasado Marx "había establecido en su diócesis la fundación de utilidad pública“ Spes et Salus", encargada de ofrecer "sanación y reconciliación" a todas las víctimas de violencia sexual. El cardenal había decidido donar la mayor parte de sus bienes privados a la Fundación.

Para el verano boreal se esperan los informes sobre abusos en el Arzobispado de Munich. 

No puede ser "bueno que personalmente esté feliz de que no se me acuse de ninguna falta", declaró en una reunión con la prensa tras el anuncio de su dimisión. El punto, "es la responsabilidad institucional. No estoy cansado de la oficina y no estoy desmotivado. Estoy convencido de que esta sociedad necesita la voz del Evangelio y una Iglesia renovada"."