Leído

PSICOLOGÍA POSITIVA

Cómo practicar la autocompasión: técnicas y frases para ser más feliz

Mar, 06/07/2021 - 8:30pm
Enviado en:
Por Urgente24

Es fácil ser duro con uno mismo; tendemos a hacerlo mucho, mucho más de lo que nos damos cuenta. Pero, ¿y si hubiera una forma de ser mejor?

Felicidad: tenga un mejor día.
felicidad-logro.jpg
Practique la autocompasión y sea más feliz.
Contenido

¿Alguna vez ha perdido los estribos contigo mismo? ¿Se culpó y luego se castigó un poco por hacer algo de lo que se arrepiente? Si alguna vez se juzga o se critica a sí mismo sin una razón justificable, algunas de estas técnicas podrían ser valiosas. Siga leyendo para descubrir cómo practicar la autocompasión con consejos y ejercicio. 

La autocompasión es una actitud positiva que podemos tener hacia nosotros mismos, y también es una construcción empíricamente mensurable. Tener autocompasión significa poder relacionarse contigo mismo de una manera que perdona, acepta y ama cuando las situaciones pueden no ser óptimas. Sabemos que es similar (aunque menos permanente que) al amor propio y que es distinto de la autoestima, pero ¿cómo mostramos la autocompasión?

La autocompasión se compone de tres constructos separados: bondad hacia uno mismo, humanidad común y atención plena. 

Bondad hacia uno mismo

Mostrar bondad hacia uno mismo significa tratar nuestro valor como incondicional incluso cuando no estamos a la altura de nuestras propias expectativas, ya sea a través de nuestros comportamientos o incluso solo de nuestros pensamientos.

Humanidad común 

Tener humanidad común significa ver nuestras propias experiencias individuales como incrustadas en la experiencia humana más amplia, en lugar de vernos a nosotros mismos como aislados o separados de los demás. La humanidad común darnos cuenta de que no somos los únicos que somos imperfectos o nos sentimos heridos; en lugar de retraernos o aislarnos, apreciamos que los demás sientan lo mismo a veces

Atención plena

La atención plena implica reconocer y etiquetar nuestros propios pensamientos en lugar de reaccionar a ellos. Adoptamos un equilibrio positivo entre esta sobreidentificación en un extremo y evitar por completo las emociones y experiencias dolorosas en el otro.  

Hay muchos ejercicios específicos disponibles que lo ayudarán a practicar la autocompasión de la manera que más le convenga:

Trátese como trataría a un amigo

Un buen lugar para comenzar es pensar en cómo trataría a los demás que le importan. Entonces, si bien no siempre podemos eliminar el dolor de los demás, podemos validar su existencia y brindar apoyo para ayudarlos a superarlo y crecer. Darse permiso para ser humano de vez en cuando es una forma de aceptar sus defectos y recordar que no está solo en ser imperfecto. Si un amigo se siente deprimido, herido o molesto, podría darle una palmada cariñosa en la espalda o tomarle la mano. Haga lo mismo con usted.

Ser más consciente de sí mismo

Otras técnicas se relacionan con ser más conscientes de nosotros mismos y aprovechar nuestro diálogo interno. En comparación con 'castigarnos por golpearnos a nosotros mismos', tomar conciencia de nuestras narrativas internas es un punto de partida positivo para cambiar nuestro diálogo interno. Pruebe la autoaceptación. Esto significa aceptar sus propias deficiencias percibidas, así como las fortalezas de su carácter.

Trate de no juzgarse demasiado rápido. Otro consejo es dejar de asumir que se comportará de cierta manera. Es fácil asumir cosas como "Me pongo realmente antisocial en una reunión", lo que a veces excluye la posibilidad de que actúe de una manera diferente. Una vez más, se trata de tratarse a sí mismo como lo haría con los demás, y solo de una manera enfocada en el futuro de darse el beneficio de la duda.

Afirmaciones de autocompasión

En pocas palabras, podemos usar afirmaciones positivas para mantener una narrativa global para nosotros mismos, sobre nosotros mismos, que sea relevante para nuestra propia identidad. Algunos ejemplos de afirmaciones de autocompasión se centran más en los tres componentes: atención plena, humanidad común y bondad personal que en nuestra capacidad para adaptarnos a diferentes situaciones. Pueden estar más enfocados en objetivos y diseñados para motivar, lo que genera nuestra intención de cambiar. 

El diálogo interno positivo (como "Puedo hacer esto") es común en las personas con muchas esperanzas. Es una especie de pensamiento agente que nos ayuda a motivarnos hacia nuestras metas cuando nos encontramos con obstáculos. Metas como ser más compasivo con uno mismo, por ejemplo.

11 afirmaciones de autocompasión para practicar

Pruébelos si cree en el poder de las afirmaciones y utilícelos para reemplazar la autocrítica.

1. Acepto los mejores y peores aspectos de quien soy.

2. Cambiar nunca es simple, pero es más fácil si dejo de ser duro conmigo mismo.

3. Mis errores solo muestran que estoy creciendo y aprendiendo.

4. Está bien cometer errores y perdonarme a mí mismo.

5. Soy libre de dejar de lado los juicios de los demás.

6. Es seguro para mí mostrar amabilidad a mí mismo.

7. Merezco compasión, ternura y empatía de mí mismo.

8. Me libero con el perdón desde hoy y avanzo con amor propio hacia el mañana.

9. Cada día es una nueva oportunidad. No dejaré que la duda o el juicio me detengan del futuro.

10. Me perdono y acepto mis defectos porque nadie es perfecto.

11. No soy la primera persona que se ha sentido así, y no seré la última, pero estoy creciendo.